siglas_RGB.jpg
The%20Conversation%3Boil%20on%20canvas%3

22 DE DICIEMBRE, 2020 AL 31 DE ENERO, 2021

THE MOST BEAUTIFUL NIGHT 

OF OUR LIVES

EXPOSICIÓN VIRTUAL CURADA POR PILAR ALFONSO

The%20Conversation%3Boil%20on%20canvas%3

HASTA EL 14 DE FEBRERO DE 2021

THE MOST BEAUTIFUL NIGHT 

OF OUR LIVES

EXPOSICIÓN VIRTUAL CURADA POR PILAR ALFONSO

 

¡Aplaudan por sus sueños!

Escribo este texto en una de las últimas noches del 2020, sin duda uno de los años más oscuros que haya vivido nuestra generación. Intento cuantificar las lágrimas que se han derramado por quienes se perdieron en el camino, por la vida que debía haber sido y no fue y por la añoranza de tiempos mejores. De pronto me siento abrumada por la universalidad de este dolor, pues trasciende tiempos y espacios, ya estaba allí antes de que yo naciera  y late en cada uno de nosotros.

 

Y es que la humanidad ha estado sumida en esta misma oscuridad muchas veces antes y es nuestro destino habitarla y aceptar que es parte de la vida misma. “No puede haber distancia entre la vida y la muerte”, dijo Sherry Kerlin, sentada entre sus pinturas en su estudio de Nueva York en una videollamada preparatoria para esta exposición, “son principios yuxtapuestos”. Así, es en la oscuridad más absoluta que está también contenido el brillo esperanzador de la luz como una unidad inseparable: la primera claridad del amanecer siempre sucede al momento más oscuro de la noche. 

 

The Most Beautiful Night of Our Lives es una reunión virtual de seis artistas la cual, en su inmaterialidad digital se antoja etérea, incluso utópica: Angela Lane (Berlín, Alemania), Daniel M. Granitto (Lakewood, E.U.A.), Juan Carlos del Valle (CDMX, México), Lekha Singh (Dallas, E.U.A.), Michael Pemberton (Los Ángeles, E.U.A.) y Sherry Kerlin (Nueva York, E.U.A.). Y aún viniendo de geografías diferentes y teniendo lenguajes plásticos muy particulares, se unen en el camino compartido de la exploración del misterio que es la vida, integrándose en una conversación íntima que diluye las distancias. La muestra está compuesta por doce obras que rinden silencioso homenaje a los doce meses que se han ido, cada uno repleto de vida, de historia humana. 

 

El título y el eje curatorial de esta exposición hacen referencia a la película de Akira Kurosawa Un domingo maravilloso (1947), más concretamente, es un guiño a la profundamente conmovedora secuencia final, en la que los dos protagonistas, que lo han perdido todo excepto el uno al otro, escuchan la Sinfonía Inconclusa de Schubert gracias al poder de su imaginación y de su amor. “Este es el tipo de mundo en el cual más necesitas de los sueños. No puedes vivir sin ellos. Sería demasiado doloroso”, dice la joven Masako, “todos ustedes, ¡aplaudan! Todos ustedes, jóvenes amantes, ¡aplaudan por sus sueños!”

 

Y es que el arte, como la vida misma, es implacable en su propia voluntad de existir y, aún en las circunstancias más adversas, es siempre un posible espacio para que los sueños sobrevivan. El arte nos enseña sobre el poder de la imaginación para materializar lo imposible y ahí reside la esencia más íntima de la creación. Es mi deseo que el 2020 haya sido la noche más bella de nuestras vidas.

 

Galería

Información

 

¡Gracias!